Image Image
Image Image

El plano, como la unidad más concreta de una película, es la interfaz ideal entre una aproximación analítica (en una pequeña superficie se pueden observar multitud de parámetros y elementos lingüísticos del cine) y una iniciación a la creación (a partir de una toma de conciencia de todas las elecciones que implica «hacer un plano»).

Alain Bergala

 

Cine en curso Chile lleva al colegio una pedagogía del cine, centrada tanto en el análisis como en la creación.

En términos generales, en nuestros talleres descubrimos la dimensión artística y cultural del cine, al mismo tiempo que ponemos en práctica valores tales como la cooperación, el respeto por el otro, la observación del entorno, la paciencia, entre otros.

Proponemos un modo de ver y hacer cine y un modo de aprender a través del cine, que forma parte del proyecto internacional Cinema en Curs.

 

 





En Vidas Portátiles entendemos el documental autobiográfico como un acto artístico por el cual el realizador se conoce a si mismo. Aquí, se usa la cámara del teléfono, tal como sostiene Ross McElwee, por la necesidad de descubrir o, como plantea Philippe Lejeune, por la necesidad de reparar.

En este taller realizamos un documental autobiográfico, provistos sólo de un teléfono celular, investigando en nuestra memoria y nuestra realidad.

Si deseas inscribirte o recibir más información de Vidas portátiles utiliza el formulario de contacto que aparece a continuación.

También Vidas portátiles en Diplomado UC Ilustración y narrativa autobiográfica.

Aquí te dejamos algunos de los documentales de versiones anteriores!

Si te interesa este taller y quieres obtener más información escríbenos a través de este formulario:

foxyform

En este taller hacemos una película que pueda expresar nuestro mundo, poniendo atención a la forma de trabajar de los más importantes cineastas de distintas épocas y culturas.

Hacer una película en este taller de vacaciones es un proceso colectivo abierto, en el que generamos muchas ideas, se nos abren muchos espacios y personajes. Durante el proceso de creación de nuestra película entre todos decidimos lo que nos interesa y emociona, aquello que nos atrae visual y/o sonoramente.

Preparamos un guión, nos planificamos y organizamos en equipos. En la etapa del rodaje trabajamos con cámara y sonido profesional y en el montaje de nuestra película participamos todos.  Cerramos el taller con la proyección de nuestro cortometraje, en un estreno con público.

Haciendo cine en este taller aprendemos a mirar nuevamente la realidad, a pensar o intuir cómo dar forma a las ideas, a compartir decisiones, a desarrollar una sensibilidad hacia el entorno más cercano y descubrir una nueva manera de relacionarnos con el mundo y con los otros.

El 2018, el taller se realizó durante las dos semanas de vacaciones de invierno, en el Centro Cultural de España de Santiago. Aquí les dejamos "Solos un día", la película final del taller:


La ventana limita, a la vez que nos permite ver. Pone en contacto y al mismo tiempo separa el espacio interior y exterior. Quedarse un minuto en la ventana es poner en juego la capacidad de detenerse a observar, de atender a los detalles, de escuchar el sonido que surge del mundo y de descubrir una realidad que no se deja ver tan fácilmente.

En Planos del mundo desde la ventana el cine se concentra en una operación simple y a la vez exigente: hacer un plano de un minuto, escogiendo una hora del día particular, un ángulo, un encuadre, una composición, una luz, colores, sonidos, silencios y un relato oral que da cuenta de la vivencia de un momento particular. En Cine en curso estos trabajos son parte fundamental del proceso formativo en el cine, en su dimensión más esencial, donde se busca aprovechar al máximo la fuerza expresiva del plano y su capacidad para representar e investigar la realidad. Hoy este desafío cobra un particular significado.

 



    Uno de los propósitos centrales de esta actividad es el redescubrimiento del entorno a través de la experiencia de ver y hacer cine. Es en este sentido que hicimos una invitación a cineastas chilenos para que filmaran con su celular un plano desde la ventana, siguiendo las mismas instrucciones de la actividad, y así servir de referencia, inspiración y estímulo para el proceso creativo de los estudiantes.

“Paisajes patrimoniales” pone en valor el patrimonio local, por medio de un programa de investigación y realización documental que los docentes implementan con sus estudiantes.  Este programa hace posible la creación de una red escolar que trabaja con las mismas actividades, metodología y desafíos, y que elabora un mapa del patrimonio cultural local, a partir de las películas documentales, fotografías y textos hechos por los niños, niñas y adolescentes.